Después de vivir una infidelidad la pregunta que más atormenta a ambos miembros de la pareja es ¿Una infidelidad se puede perdonar o es mejor terminar con la relación? y lo peor no es la pregunta sino vivir con la incógnita durante años.

Algunas personas me han pedido que aborde un poco más sobre los temas de infidelidad… ¡Si leo y respondo a todos sus correos! y prueba de ello es este articulo. Hoy abordaremos el tema ¿Es posible o no seguir con la relación después de una falla? si esta es una pregunta que te interesa entonces no dejes de leer. Ya que lo escrito a continuación podría ayudarte.

¿Es posible perdonar?

Much@s me han preguntado tanto en consulta como en escritos, si una infidelidad se puede perdonar. Y la respuesta siempre es la misma “Depende”, por más estudios que se han realizado y todo el tiempo y esfuerzo que se ha invertido en la búsqueda de esta información, está sigue sacando los mismo resultados.

Existen personas que pueden perdonar pero no seguir adelante con la relación, otros pueden brindarle una nueva oportunidad a la pareja, algunos más continuaran pero el resentimiento con el tiempo toma fuerza, tambien e trabajado con los que aplican el dichoso ojo por ojo. Las alternativas son muchas… y existe tanta versatilidad ya que depende de la forma de afrontamiento de cada individuo y como decidan trabajarlo ya sea como seres individuales o como relación.

La única forma de descubrir si puedes o no perdonar este acto, es con un trabajo contigo mismo y obviamente apoyad@ de un experto. Quizá te preguntes ¿Por qué haría tal cosa? yo puedo sola o solo con mis problemas y yo no estoy diciendo que no puedas. Pero si es necesario tener presente que no para todos significa lo mismo una infidelidad, no se dañan las mismas cosas y por lo tanto no duele de la misma manera.

El experto lo unico que hara es ayudarte a descubrir qué es lo que más te ha herido de la falta que cometió tu pareja, asimilarlo y posteriormente descubrir si puedes o no continuar. En muchas ocasiones es funcional llevar un proceso alterno (individual y en pareja) ya que con ello la otra persona también logra visualizar el daño que causó.

El perdón

Este tema es sumamente extenso e intenso y más cuando de parejas se trata. Tiene un camino de ida y vuelta que cuesta trabajo poder entender, perdonar o ser perdonado definitivamente no es lo mismo y no solo consta de palabras, sino de actos y mucho trabajo con nuestro propio cerebro.

Por ello mismo dividiré este tema en dos puntos: La búsqueda del perdón y Saber cómo perdonar.

La búsqueda del perdón

Pedir perdón no suele ser suficiente en muchos aspectos de la vida y menos cuando de infidelidad se trata. Pedir una disculpa cuando pisaste el pie de una persona por accidente puede ser suficiente para dicho momento, pero no tiene el mismo efecto cuando traicionas la confianza de tu pareja.

No me voy a meter en temas si en verdad lo sientes o no, ya que esa es otra historia. Hoy hablaremos solamente de lo que la persona afectada requiere y como se lo puedes dar tu.

Una infidelidad se puede perdonar, siempre y cuando se trabaje en ello. Cuando este tema ensombrece la felicidad de una relación por lo regular la persona que busca reivindicarse suele tener dos estrategias que suelen no ser funcionales:

1. Hacer como que no paso nada

Tomar una postura, en donde se aplica el borrón y cuenta nueva no llega a ser funcional ya que existe un ingrediente que hace falta. Podrán estar bien algunos dias, quizá algunos años pero la duda si lo volverás a hacer o no puede vivir eternamente en la pareja o bien aparecer en cualquier momento.

Vivir como si nada hubiera pasado, no resulta ser de mucha utilidad en la relación. Ya que son fantasmas que siempre estarán presentes y que sin darse cuenta irán mermando el afecto y atributos buenos de la relación.

2. La eterna deuda

En un principio la persona que faltó a la promesa de fidelidad, toma una postura de extrema complacencia a la pareja. Todo lo que la otra parte pedía y quería se le da a manos llenas. Esperando que todo eso sea suficiente para lavar la culpa.

Pero desgraciadamente no será suficiente, porque antes de que la pareja pueda otorgar dicho perdón, el deudor se habrá cansado de sobre exigirse tanto y comenzará a no ceder a todas las peticiones. Esto provocará en la parte afecta pensamientos del tipo “Ya volvió a ser el/la misma” “El cambio solo le duro mientras obtenía lo que quería” etc. Esto generará más problemas, más peleas y un circulo vicioso ya el comportamiento se repetirá una y otra vez sin llegar a ninguna parte.

¿Como se obtiene el perdón?

Buscar el perdón no implica vivir en deuda, tampoco es hacer la historia a un lado y vivir como si nunca hubiera pasado. Es mucho más allá de solo unos días, es un estilo de vida completamente diferente.

Se trata de empatizar con el dolor de la persona, buscar hacer un cambio permanente en la relación, de esos que son graduales que inician con pequeñas cosas para poco a poco transformarse en grandes modificaciones. Quizá te preguntes ¿Yesos como son? y la respuesta es muy simple, necesitas indagar en las necesidades de tu pareja. “No todo te gustara, o lo podrás hacer” pero trabajaras en lo que sea más sencillo para ti, averiguando que tan como te sientes y si te es posible dar mas.

Como lo puedes notar no es sobre exigirte ni saldar una deuda, es un acto de voluntad y persistencia. Buscar el perdón de tu pareja, no es una tarea fácil ya que implica trabajar con tu propia persona y tener el deseo de modificar aspectos de ella. ¡No digo que dejes de ser quien eres! ya que eso tampoco es sano. Se busca hacer una mejor versión de uno mismo.

También debemos entender que le llevara algo de tiempo a la pareja poder asimilar lo que está pasando y que en las opciones existe la posibilidad que a pesar de lo mucho que te esfuerces quizá no puedan seguir juntos.

Saber cómo perdonar.

Una infidelidad se puede perdonar, si se trabaja adecuadamente. Ahora bien perdonar no significa continuar eso también es muy importante tenerlo presente. Lleva algun tiempo sanar las heridas que puede causar una infidelidad pero es un trabajo que solamente el doliente puede hacer.

Perdonar es una decisión, no solo son palabras. Y esto es precisamente lo que hace tan difícil este punto, ya que el afectado se queda por voluntad, dispuesto a iniciar una nueva etapa en la relación donde no olvida el pasado pero lo toman como aprendizaje para mejorar la nueva versión de la relación.

Y es aquí donde no se vale ver al otro como en deuda eterna, sacar a colación el error en cada desacuerdo, a esto me refiero con que se tiene que trabajar primero en uno mismo y así poder saber si puedes o no perdonar. En nuestro articulo “La infidelidad y las nubes mentales.” hablamos un poco de la lucha interna a la cual se enfrenta un afectado por infidelidad y es esta misma la que debe de trabajar antes de poder tomar la decisión de continuar o soltar la relación.

Reconoce tu limite.

Un engaño rompe diferentes cosas dependiendo la persona entre ellas algunos límites. Recordemos que estos últimos son el resultado de nuestra experiencia de vida, es aquello que nos rige y dicta que está bien y que está mal dependiendo nuestros valores, también nos señala cuánto podemos tolerar son afectar nuestro amor propio. Dependiendo del tipo de relación que se tenga, algunos de estos límites seran quebrantados por o para el afectado.

Una infidelidad se puede perdonar, si se conoce todo aquello que se quebranto, reconocer tu límite se convierte en un arma poderosa tanto para continuar como para entender por que ya no puedes hacerlo. Dejando de lado la culpa y siendo fiel a tus convicciones.

¿Y tú que opinas, una infidelidad se puede perdonar o no? me encantaría leerte. Déjame tus comentarios o dudas para poder responderlas. Tambien puedes seguirme en Facebook OEPSI y estar al día de todos los proyectos en los que trabajamos para ti.

Deja una respuesta