Descansar o tener alguna actividad de ocio es bueno. Lo que no es saludable es dejar que la falta de actividades consuma nuestros días. Con el pretexto de que no tenemos nada que hacer por ejemplo; dentro de nuestras casas, en vacaciones o en tiempos de forzoso encierro. ¡Siempre existe algo por hacer! El tiempo libre, bien distribuido te permite ser una persona activa y por lo tanto exitosa. Y cuando hablo de éxito no me refiero solo al monetario, sino también hablo del éxito emocional, cognitivo y físico.

Hoy busco hacer hincapié, en la severa importancia de ocupar nuestro tiempo en cosas productivas. El exceso de tiempo libre, podría terminar siendo un arma en nuestra contra. Poco a poco se va perdiendo la motivación en las cosas que nos importan, generando una inmensa apatía a todo aquello que nos rodea. Generando de forma silenciosa una depresión o ansiedad que te consumirá a paso lento.

¡No dejes de leer…! Activate. Levántate de la cama, apaga Netflix por un momento y comienza a reflexionar sobre los siguientes puntos.

El exceso de tiempo libre enferma.

Al principio es muy reconfortante poder llegar a casa y saber que no tendrás que madrugar al día siguiente, que no estarás horas y horas en el tráfico de la ciudad para poder llegar al trabajo, a los pendientes o a la casa. Es placentero no salir de la cama en todo un dia, ver la tele y relajarte por que te lo has ganado. ¿Pero qué pasa cuando esto no es solo un dia? ¿Que pasa cuando esto se vuelve tu rutina de una semana o de un mes? ¿Que ocurre con tu estado de ánimo?

Estar en movimiento le permite a nuestro cerebro mantenerse ocupado, tiene que analizar posibles soluciones para los problemas que se van presentando, se activan neurotransmisores como la dopamina cada que estas trabajando bajo presión o que tienes cosas importantes que hacer y no sabes si lo lograras. Una vez terminado el arduo trabajo, todo vuelve a la calma y después llegas a casa y también tienes cosas que hacer, entonces todo el proceso bioquímico de tu cerebro se activará de nuevo.

Pero esto no pasa cuando te quedas inmóvil en casa. Cuando llevamos una vida plana donde todo es monótono, no existen estos excitadores que obligarán a nuestro cerebro a generar energía. Por lo tanto pronto pasarás a un estado de apatía, nada llena, nada motiva, nada es lo suficientemente bueno para generar una chispa. Y es aquí donde el exceso de tiempo libre comienza a enfermarte.

El exceso de tiempo libre enferma... a paso lento destruye la motivación y las energías

Siempre existe algo por hacer

En ocasiones la vida misma se encarga de ponernos un freno de mano, puede ser una enfermedad, un accidente o una contingencia, lo que nos obligue a quedarnos en casa ¡Pero esto no tiene por que ser malo! yo se que muchas personas no pueden verlo de forma positiva, debido a un sin fin de puntos y que son muy válidos, pero como hablábamos en nuestro articulo “3 consecuencias del exceso de futuro” tenemos que ocuparnos antes que preocuparnos.

¡Siempre existe algo por hacer! y este es el momento. No puedes negarme que asi como yo, tu también tienes en casa esos pendientes a los cuales le sacas la vuelta por falta de tiempo, como por ejemplo; Sacar del armario la ropa que ya no te gusta, queda o utilizas. Limpiar esa mancha que se hizo hace meses o que tal la limpieza exhaustiva que llevas queriendo hacer desde hace ya bastante tiempo y por una u otra cosa no se ha podido.

¡Oh! pero eso no es todo, también existe esa lista de cosas que siempre has querido hacer o aprender y tus múltiples actividades no te lo permiten. Quizá a ti, como a mi hermana pequeña, te encantaría realizar algún postre. O tal vez como a mi vecino te guste aprender sobre programación. No lo se son miles de millones de cosas a las que hoy en dia tienes acceso gracias al internet, que el no salir de casa puede convertirse en una tarea productiva.

Haz de tu casa, el mejor centro de entretenimiento. Conoce más a los tuyos, dedícate tiempo, realiza todo aquello para lo que nunca tienes tiempo.

Pasar tiempo de calidad con las personas que amas y con las que compartes techo nunca fue tan fácil, no te digo que estés pegada/o a ellos todo el dia, pero tener un pequeño acercamiento, te puede mostrar mas de lo que alcanzas a ver en un dia ordinario.

Organiza tu tiempo.

La misma importancia que le das a estar fuera de casa, es la misma importancia que tendrias que darle a estar dentro de ella. Para trabajar te organizas, calculas el tiempo que te levara una rutina matutina desde levantarte hasta el traslado a tu empleo. Preparas tu vestimenta y en algunas ocasiones hasta los alimentos.

¡Estar en casa no tiene por que ser diferente! Organiza tu día, ¡Tampoco te satures de actividades! siempre recuerda iniciar de menos a más. Ponte un pequeño reto diario. Imaginemos que yo quiero ordenar mi cuarto, si lo veo como un todo, ten por seguro que me abrumare y menos ganas de hacerlo tendré. Es mejor asignar una tarea por dia. Ejemplo; hoy limpiare solo el closet, mañana acomodare los cajones y pasado mañana sacaré lo que se encuentra debajo de la cama.

Dale a tu tiempo libre la misma importancia e interés que le das a tu trabajo. Este también te hace ganar.

¡No importa que tan pequeña sea la tarea! el punto es poder cumplirla y tener tiempo de hacer otras tantas cosas más. Está bien ver tele, tomar una siesta o pasar un rato en redes sociales, pero estas actividades tienen que ser máximo el 20% de mi dia no mas. Repito “Siempre existe algo por hacer”. No dejes que el ocio te consuma, la motivación definitivamente la generas tú mismo/a ¿Qué tan comprometida/o estás con tu persona?.

Si consideras que el ocio te está ganando la partida y te encuentras en un punto anímico bajo ¡No dudes en contactarnos! OEPSI cuenta con especialistas enfocados en el área de depresión.

¡Cuéntanos! ¿Que cosas te gustaria empesar a hacer desde la comodidad de tu casa? dejanos tus comentarios y no te olvides de descargar tu guía “Cómo detectar personas tóxicas en 5 pasos”

Como detectar personas tóxicas en 5 pasos

* indicates required
Email Format

Deja una respuesta