Los celos no son amor, los celos matan… ¡Si lo digo enserio! Y no es exageración. Los celos matan relaciones, confianza, seguridad, amor propio y todo lo que encuentre a su paso. Los celos pueden convertirse en una enfermedad que afecta a la pareja y a quien la padece.

Desgraciadamente muchas personas ven los celos como algo normal y en ocaciones hasta romántico, ignorando por voluntad o ignorancia, que este es el primer paso, para sufrir de violencia en una relación.

El día de hoy hablaremos de los estragos que pueden causar los celos tanto en quien lo padece como en las personas que lo soportan. Si tu eres de las personas que piensa, que los celos son normales en una relación y que son por el miedo a perder a la persona amada ¡Tienes que continuar leyendo! Ya que eres una presa fácil para esta enfermedad.

¿Que son los celos?

Podemos decir que los celos son de las emociones más primitivas que tiene un ser vivo. Lo decimos de esta manera ya que se ha podido comprobar que dicha emoción se puede ver expresada por chimpancés, elefantes, perros, que también son celosos, entre otros tantos animales más.

Se puede decir que los celos aparecen en forma de temor, como el miedo a perder determinada cosa, objeto, función o relación, entre otras cosas. Específicamente hablando de relaciones internacionales, los celos aparecen cuando un individuo teme perder el afecto del que hoy goza y este mismo sea otorgado a otro/a.

Los celos son resultado de la falta de confianza en sí mismo, falta de autoestima y auto-aceptación.

En cuestión de materiales, es el temor a perder la posesión de determinado objeto. Y es aquí donde se genera todo el conflicto. Ya que los seres humanos nos perdemos en la delgada diferencia de objeto y persona. Y todavía más peligroso nos perdemos en el entendimiento de lo que es pertenencia y lo que es voluntad.

¿Cómo se construyen los celos?

Es necesario destacar el estrecho lazo que existe entre emociones y cogniciones (pensamientos), ya que uno se alimenta del otro.

Ejemplo: Si yo pienso que soy capaz de lograr correr un maratón, me sentire emocionada, por consecuencia mis pensamientos posteriores serán motivadores. Pero si por lo contrario, comienzo a pensar que esas cosas no son para mi y que no podré lograrlo, mi sentir será desmotivante. Teniendo como consecuencia una serie de pensamientos negativos donde me veo a mi misma como incompetente, fracasada, etc. Generando emociones cada vez más decadentes.

Te podrás preguntar ¿Y eso que tiene que ver con los celos? Y lo más importante ¿Como esto puede influir para convertir esto en celos que matan?. La respuesta es la siguiente…

Nuestro cerebro crea pensamientos según nuestro aprendizaje previo. Justo en este punto es donde podemos perdernos. Si un sujeto crece con la creencia de que puede poseer a otra persona, no buscará una pareja, sino más bien una presa.

Amar sin poseer 
Acompañar sin invadir
Vivir sin depender 
Eso es una relación sana.

Evidentemente, esto no es consciente. Simple y sencillamente en algún punto de su vida aprendió que esta es la forma correcta de desenvolverse con sus semejantes, y lo creyó por que tuvieron que haber otras personas que alimentarán esta forma de pensar.

¿Y donde comienza el peligro?

Las personas que padecen de celos, no son personas malas… Eso es precisamente lo que las hace tan peligrosas. Ellos/as han puesto sus afectos en una forma desmedida y en ocasiones hasta obsesiva en otra persona. ¿En qué momento amar se ha vuelto peligroso? En el momento que las personas no pueden entender que una persona no es un objeto, una pareja jamas sera de tu pertenencia. Las personas te entregan amor, cariño y lealtad por voluntad no por obligacion.

Ninguna relación puede asegurarnos que será eterna, y que esa persona a la que hemos decidido amar, nos corresponderá eternamente. Llegamos a pensar que si alguien nos retira su afecto, es sinónimo de que algo malo existe con nuestra persona. Al aparecer este tipo de pensamientos, puede generarse una frustración inmensa según el individuo. Y si este sujeto no sabe lidiar con dicho malestar, entonces buscará la forma de no sentirlo.

En este afán de protegerse, la persona desarrolla diferentes estrategias, evidentemente ninguna de ellas adaptativa. Buscará poseer la voluntad de su víctima, por medio de chantajes, manipulación emocional, agresión, disculpas y una protección desmedida y asfixiante. Siendo así como los celos matan en sus primeros pasos, la voluntad de las personas, la serenidad, el autoconcepto, la confianza entre muchas cosas más, ya sea del celoso/a, de la pareja o de ambos.

¿En qué momento comienza a ser alarmante?

Idealizar las conductas de la pareja, es un factor de vulnerabilidad para convertirse en una víctima de una persona celosa. Dicho problema no aparece desde un principio como un monstruo… Este comenzará con pequeñas conductas controladoras, camuflajeadas de un derroche de amor excesivo.

Frases tóxicas: 
No es que sienta celos, es que cuido lo que me pertenece. 
Realidad: 
Ni la persona ni su afecto son de tu pertenencia. No son objetos que puedas poseer por lo tanto no hay nada que tengas que cuidar.

“Cariño a mi no me parece prudente que salgas sola/o con tus amigos, me preocupo mucho por ti” “A mi me da la impresión de que ese amigo/a tuyo tiene otras intenciones contigo, me daría más tranquilidad que te apartaras un poco de él/ella”… Son algunos de los comentarios que pueden aparecer. Y probablemente en algunos casos la pareja tenga razón con las sospechas de las intenciones de terceros, pero no puede pedirte o prohibirte nada. En las relaciones puedo exponer mis inquietudes y sugerir lo que me agradaria, pero jamás imponer o poner condiciones.

La violencia siempre estará camuflada de buenas intenciones o en su defecto de chantajes: ¿No te ha pasado que tu pareja cada que sales, sin él/ella siempre se pone mal? las llamadas de te necesito, me siento fatal, algo malo me paso, no paran… llevándote poco a poco a no salir con tus amistades o a tener que mentirle para salir con las mismas.

Después de un tiempo y sin saber como, eres tu él/la responsable de todo lo malo que pasa en la relación o con la persona. ¿No comprendes cómo es posible esto? te platico… una discusión por alguna acción de la otra persona, siempre termina en algo que tu hiciste mal, motivo por el cual tú te convertiste en responsable de dicho acto. Y eres precisamente tú quien termina pidiendo disculpas aunque no entiendas muy bien cuál fue tu falla.

¿Suena absurdo verdad? Si no te ha tocado vivir esta experiencia Muchas felicidades! estas lejos de un gran conflicto. Pero si esto te suena familiar, Cuidado!. Ya que lamento informarte que estás en los primeros niveles de violencia según el violentometro. Las agresiones no solo se presentan con los golpes y es precisamente eso lo que la hace tan peligrosa.

Estas personas no saben lidiar con la frustración y al carecer de estas habilidades es muy fácil que escalen cada vez más arriba en sus niveles de violencia con el afán de querer retener a su pareja. Sin que te des cuenta los golpes comenzaran a aparecer, con la escusa de un amor desmedido.

Pon un alto, no esperes a ser una víctima más de los celos. Los celos matan, inclusive en sentidos literales, la expresión “Eres mio/a o de nadie” se ha consumado en muchas historias. Los celos no son una muestra de amor, los celos pueden llegar a ser desmedidos y llevarte hasta la muerte.

Platicanos, ¿Tu que opinas de los celos? ¿Alguna vez has sido presa de ellos? Nos encantaría leer tu punto de vista o tu experiencia con ellos, déjanos tu comentario o igual suscribete y obten la guía gratis “Cómo lidiar con mis celo” en la que nos encontramos trabajando.

Deja una respuesta