Si de algo puedo estar segura es que hablar de errores, siempre nos dejará una nueva forma de ver las cosas. Indudablemente todos los días cometemos fallos… y siendo sinceras; es muy válido. Por naturaleza estamos diseñados a experimentar y en el intento evidentemente nos vamos a equivocar. El único problema es que dichas equivocaciones, en ocasiones perjudican nuestro amor propio y eso si es alarmante.

A lo largo de mi trabajo como psicoterapeuta, he trabajado con muchas mujeres que poco a poco han destrozado su autoestima y amor propio sin siquiera notarlo. Hoy quiero compartir contigo 5 de los errores que más he notado en este tiempo, para que tú puedas detectar si están presentes o no en tu vida y si lo están puedas poner un freno a tiempo, ahorrándote lágrimas y sufrimiento.

¡Así que, toma papel y pluma!

1. Rodearte de personas tóxicas

Día a día escucho historias de mujeres grandiosas que se sienten inferiores por que personas en su entorno les dicen que no pueden ser más de lo que ya son en este momento, cuando ¡Es mentira!. En muchas ocasiones amistades, familiares o inclusive la misma pareja, ven el mundo demasiado pequeño. Son negativos, pesimistas, temerosos al cambio o a lo nuevo y quieren que tú veas el mismo color gris que ellos ven en las cosas.

Personas de este tipo no creen en las oportunidades y te desaniman cada que una se te presenta. Es verdad que no podemos vivir de sueños, pero tampoco podemos quedarnos estáticos esperando que todo cambie por obra de magia. Rodearte de este tipo de personas te resta energía, te aleja de tus sueño y lo peor de todo esto es que tú les otorgas el permiso de destruir tu amor propio.

Aunque seas la mejor versión de ti, nunca serás suficiente para la persona equivocada. Y aunque seas la peor versión de ti, siempre valdrás la pena para la persona correcta.

2. Permitir que los comentarios negativos te afecten

Por desgracia los comentarios más crueles, suelen venir de personas cercanas, motivo por el cual tienen más peso para la persona que los recibe. Es doloroso escuchar un... ¡tu no puedes! ¡No pierdas el tiempo intentándolo no lo vas a lograr! ¡Esto es lo que somos y no puedes cambiar! Entre muchos otros comentarios más. Pero más triste es que te lo creas.

Cada que escuchamos estas palabras, son un gacho directo al autoestima. Pero lo peor es cuando estas mismas palabras las convertimos en nuestras y nos las repetimos constantemente antes de intentar algo que nos gustaría. Para posteriormente terminar desanimándonos y abandonándolo, dándole la razón a esos comentarios negativos de personas externas, dejando como resultado un amor propio mutilado.

En nuestro artículo 8 secretos para mejorar el autoestima, te decimos cómo callar esa voz ruidosa con la que has aprendido a hablarte.

3. Dejar de hacer lo que te gusta por miedo al que dirán

¿Que pensará equis persona de mi si hago lo que me gusta? ¿Y si decepcionó a mis padres por tomar esta decisión? ¿Como me voy a ver haciendo tal cosa? Son algunas de las preguntas que por lo regular nos hacemos antes de tomar una decisión y más si está es relevante en nuestra vida.

Te puedes estar preguntando ¿Y que tiene de malo cuestionarme estos puntos? Y evidentemente no tiene nada de malo en hacerte estas preguntas, lo malo está… cuando las respuestas a estas preguntas son el motivo por el que declinas de eso que para ti era importante.

La realidad es que podemos invertir toda nuestra vida en querer cubrir las expectativas de los demás, pero aún con todo el esfuerzo realizado, desgraciadamente no será suficiente y no será suficiente por que siempre querrán más.
Piensa en cuantas veces has asistido a una fiesta, y ahora intenta recordar cuantas veces, todos los invitados terminan satisfechos con la recepción. ¿Ninguna verdad?.

Eso mismo pasa cuando intentas cubrir las expectativas de los otros, siempre abra alguien que quede insatisfecho. Por otro lado… tu vas generando un cúmulo de frustraciones que poco a poco te alejan de tus objetivos o sueños, haciéndote creer que no podrás lograr nada ¡Y evidentemente no lograrás nada¡. Pero no por que no puedas sino porque estás esforzándote por enorgullecer a las personas equivocadas.

4. Pensar primero en otras personas, antes que en ti

Este punto puede ser un poco confuso y podría sonar idéntico al 3 o 5 que aquí mismo señaló, más sin embargo la diferencia radica en lo siguiente…

Evidentemente cada una de nosotras conocemos las cosas que les justan o no a los seres que nos rodean y solemos anticiparnos a lo que pensarán en determinadas situaciones, casi como si pudiéramos leerles la mente. Por poner un ejemplo, sabemos cuando un lugar no le gustará a nuestra pareja, qué comentario o actitud disgustará a nuestros familiares o qué es lo que nuestra mejor amiga ordenará en una salida.

¡Claro que esto es normal y en algunas ocaciones hasta practico! El detalle está, cuando esta misma forma de adelantarnos a las cosas o leer el pensamiento de esas personas lo anteponemos en cada instante de nuestra vida, viviendo con el temor de molestar o herir a alguien.

Probablemente lo hagas, no puedo decir que estarás exenta de que algo así suceda, pero es algo que tienes que averiguar, no puedes pasarte la vida suponiendo que todo lo que hagas no le parecerá a equis persona, ya que esto siempre será una moneda al aire. Pero al menos habrás echo lo que tú querías y si te equivocaste fue una equivocación que tú decidiste.

Sufre las consecuencias de tus propias decisiones y no las consecuencias de decisiones qué también tomaste tu pero por dar prioridad a los pensamientos desconocidos de otros. No siempre agradarán tus decisiones, pero la gente que quiera estar contigo se acostumbrara a lo nuevo y la que no… se irá por qué no tenia que estar en tu vida. Más vale sufrir la pérdida de algunas personas que te detienen a tener que vivir atacando constantemente tu amor propio.

Si tienes que sufrir las consecuencias de una decisión, entonces que sea por algo que tú querías, no por algo que quería alguien más.

5. Poner como prioridad las necesidades de otros por encima de las tuyas.

Este es uno de los errores más comunes y menos visibles para chicas que se entregan en totalidad, ya que por lo regular terminan justificando el motivo por el cual pusieron a los otras por encima de ellas mismas.
Quitar de tu lista de actividades semanales, ese día que tenías para consentirte, viendo una película, poniéndote una mascarilla en la cara o tomándote una taza de café, en compañía de tu libro favorito. Por que tu pareja quiere verte o por que tu amiga necesita que la ayudes con el novio tóxico al cual no puede dejar. Es una forma de anteponer sus necesidades por las tuyas.

Amar a tu pareja, amigos o familia es natural e incluso llega a ser gratificante. Pero esto no debe estar peleado con tu valía personal o tu amor propio. Todas nuestras relaciones interpersonales deben estar basadas en límites sanos, y esto nada tiene que ver con querer más o querer menos.

Se cree que amar implica dejar de hacer lo que te gusta, alejarte de las personas o actividades que son placenteras para ti para poder dedicar mayor atención a tus seres amados. ¡Pero no existe error más grande que este! Ámate y cuídate primero a ti y así lo que entregues será de calidad, no puedes dar lo que no tienes para ti misma “Amor propio”.

Amar dentro de ti, para poder amar fuera de ti.

¿Te gusto el contenido?

¡Gracias por leernos! 

No olvides dejar tus comentarios y compartir. 

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones en nuestra página de Facebook OEPSI o dejarnos tu correo y recibir nuestra guía gratis “Como detectar personas tóxicas en 5 pasos” o para recibir más información sobre los temas. 

8 respuestas a “5 Errores comunes que destruyen el amor propio.”

Deja una respuesta