Cuando estamos tan entregados a una relación, es difícil ver con claridad. Nos cuesta mucho entender lo que está pasando y nos cuesta aun mas saber cuando es momento de decir adios

¿Parece de broma verdad? pero es una triste realidad que muchas personas viven o hemos vivido. En verdad quieres con todas tus fuerzas que las cosas funcionen y estás dispuesto/a a hacer lo que sea contal de que todo esté bien. Y en verdad no ves en qué momento la lucha te lleva a un callejón sin salida, en el cual solo comienzas a estar triste todo el tiempo, con ansiedad, con molestia o inclusive con una gran soledad.

Una relacion no tiene por que convertirse en un trabajo continuo, una relación es fluida, claro que tendrás momentos buenos y malos pero siempre tendrán que ser más de los primeros y en los segundos si trabajaras pero como equipo. Hoy te mostraremos 3 señales que definitivamente te dicen a gritos que es momento de decir adiós por salud mental y por amor propio. Si tu relación está pasando por un momento complicado ¿No dejes de leer! Muy probablemente puedas despejar algunas dudas…

1.- Proyectos de vida incompatibles.

Es bien sabido que jamás encontraremos a una persona que busque y quiera lo mismo que nosotros, pero minimo tiene que existir similitudes en los proyectos de vida. Si esto no está presente, siempre estaremos tirando de la misma cuerda pero en sentidos contrarios y evidentemente en algún momento esta se reventara.

Cuando iniciamos con una relación, esto no suele ser muy notorio o si lo es nos involucramos de todas formas. Teniendo la ilusión de que esto en algún momento cambiara. Pero esto puede ser una moneda al aire donde puede resultar a nuestro favor o en nuestra contra.

¿No te queda claro, de qué hablo? En algún momento me tocó conocer una mujer con convicciones muy específicas. Ella desde muy joven decidió que no quería ser madre. Esta decisión se la compartió a su novio, quien después se convertiría en su esposo a sabiendas de los planes de ella.

Pasaron 3 años de su matrimonio y él comenzó a insinuar sus deseos de ser padre, motivo por el cual tuvieron infinidad de discusiones ya que ella se mantenía firme. Inevitablemente llegó el día de confrontaciones donde él ponía sobre la mesa su deseo y ella no renunciaba a su decisión, lo cual los llevó a la separación ya que ninguno de los dos estaba dispuesto a ceder.

Los cuentos de hadas y los pensamientos irracionales con los que hemos crecido nos dice que ella fue muy egoísta, que probablemente no lo amaba lo suficiente. Pero repito son pensamientos irracionales, ya que ella fue clara desde un inicio y él decidió seguir a sabiendas de cuáles eran sus deseos (él esperaba que cambiara en algún momento de decisión). Y eso es un error que muchos cometemos.

Nos involucramos en las relaciones con la creencia de que en algún momento las cosas que el otro piensa o desea modificaran. Claro que en algunas cosas sera asi, pero no siempre sera este el desenlace y eso no convierte al otro en villano. Cada uno es responsable de las expectativas que decide poner en el otro y si el otro no las cumple no puede ser culpable de algo que él o ella no género.

Si tienes tiempo en tu relación y las cosas que ambos desean son muy diferentes ¿Pon atención! y preguntate si te haría feliz dejar de lado tus deseos para vivir los de tu pareja. Si la respuesta es SI, esta bien pero toma en cuenta que es tu decisión y que no puedes hacer responsable al otro por ello. No se vale decir… Por ti deje de lado lo que yo quería! por que repito, esa es tu decisión. Pero si tu respuesta es no, comienza a ver que rumbo esta tomando la relación y si puedes seguir en esa dirección y comienza a ser clara/o con tigo y con tu pareja.

Adquiere el hábito de preguntarte: ¿Esto aporta a la vida que quiero crear?

2.- Ausencia de afecto

Conozco parejas de todo tipo y cuando digo de todo tipo es DE TODO TIPO!. existen relaciones que desbordan amor por todas partes, otras que son muy cohibidas y estando en público uno está en un extremo de la habitación y el otro en el extremo contrario, otras en donde viven tan ocupados que en verdad hasta programan los días de encuentros sexuales. Existe de todo y esta bien cuando ambas personas están cómodos con ese estilo de interacción.

El problema es cuando uno de los dos integrantes busca y pide mas y el otro no corresponde igual. Una pareja se alimenta de los buenos momentos y del afecto que se recibe. Si estos no están presentes, esta relación inevitablemente va en dirección al precipicio.

Lo hemos mencionado en “Nadie merece un amor a medias” y en “Amemonos sin consumirnos”. El proceso bioquímico en nuestro cerebro juega un papel fundamental en las relaciones. Y este solo se lleva a cabo gracias a las muestras de afecto. Nadie se enamora de personas que no te prestan atencion, de indiferencia o de palabras frías. Hombres y mujeres buscan una persona que les haga sentir especial y que les demuestre cariño.

Si esto no está presente evidentemente, el afecto comienza a decaer, y si perdura es por un alimento interno. ¿Que es alimento interno?. Es cuando comenzamos a justificar las acciones de otro con millones de pretextos. Y constantemente decimos. “Es que ustedes no la/lo conocen, cuando estamos solos es muy diferente”. A sabiendas que es mentira que su apatía emocional es continua el público y en privado.

La atención es la caricia más hermosa.

Cuando añoras a la persona que conociste en un principio y decides quedarte con la esperanza de que en algún momento regrese. El afecto no se mendiga! si tu relación está ausente de muestras de amor, de pláticas largas o pequeños detalles. Definitivamente es una señal de que es momento de decir adiós. En ocasiones la persona puede estar a tu lado y sentirla distante y eso duele más que tenerle lejos.

3.- Falta de interés

Podría pensarse que es similar a la anterior, pero no es así. La falta de interés se vive de forma diferente, aunque está ligada a la falta de afecto. ¿Cómo se vive la falta de interés? Bueno pues esta destaca cuando no eres prioridad en los planes de tu pareja. No hablo de que estes tu por encima de él o ella, yo hablo de esos detalles en donde frecuentemente hace planes con otras personas antes de hacerlos contigo. Esas veces en donde ocupas de su punto de vista y no parece interesarse en tus proyectos.

La falta de interés es muy fácil de detectar, pero difícil de comprenderla o de aceptarla. Ya que duele mucho asimilar que la persona a la que amamos no le importamos tanto como quisiéramos. Como demuestra interés cada persona es subjetivo, motivo por el cual aprender a pedir las cosas se vuelve indispensable en una pareja.

Mas sin embargo podríamos decir que existen cuestiones básicas que son como de uso común, como por ejemplo; Interesarte por las cosas que le interesan a tu pareja, escuchar sus preocupaciones, muy probablemente no podrás resolverlos pero mostraras apoyo, empatía con su dolor, etc. Son algunos de los ejemplos básicos de cosas que son indispensables en una relación.

Si no cuentas con ellas, es momento de preguntarte ¿Que sostiene tu relación? ¿Que tan feliz eres con la interacción que tienes con tu pareja? pero sobretodo debes preguntarte ¿Cuáles son las muestras de interés importante para ti?. Hablarlo con tu pareja y buscar la solución adecuada, pero si esto ya lo has hecho entonces creo que ya sabes que es evidente… “Es momento de decir adiós”.

Recuerda…

Al final solo tu decides que es lo mejor para ti!. No te digo que tienes que terminar con tu relación en este momento, pero si hablamos que estos tres puntos de los que hoy hablamos son básicos en una pareja, y cuando estos comienzan a fallar son indicadores de que las cosas no están nada bien. Yo se que no es sencillo tomar decisiones tan radicales, solo toma en cuenta que una relación es para sumarte alegrías no para restarle felicidad a tus días.

Cuéntanos! ¿Cuáles consideras que son señales que indican que es “momento de decir adiós”? dejanos tu comentario y no te vallas sin suscribirte. Y obten tu guia “Dile adiós a las relaciones tóxicas”.

También puedes seguir nuestras últimas publicaciones en nuestra página de Facebook OEPSI o dejarnos tu correo para recibir más información sobre los temas.

18 respuestas a “3 señales que indican “Que es momento de decir adiós””

Deja una respuesta